Espacios naturales de POLANCO

 

Pozo de Tremeo
Este espacio natural podemos encontrarlo en Barrio el Rosal (Rumoroso). Se trata de un lago natural que contiene, en su conjunto, una gran biodiversidad de flora y fauna. Un grupo de personas pertenecientes a la Asociación Sociocultural Polanco, midieron por primera vez la profundidad de dicho pozo en el año 2000, hallando un fondo de 11,2 metros. Se sitúa entre estas dos zonas, en un entorno inmediato sorprendente por su grado de naturalidad, debido sobre todo a la existencia de bosque mixto con presencia de falsas acacias que rodea al pozo por el sureste, ocupando las laderas que caen sobre él desde esta dirección. En el flanco noroeste las praderías llegan al mismo borde del pozo, aunque existe una franja de vegetación adaptada a condiciones de inundación semipermanente y niveles freáticos elevados. Esta representación de diferentes ecosistemas forestales y acuáticos que confieren al lugar un valor paisajístico notable. Desde el punto de vista geológico presenta un elevado interés al tratarse del único lago natural permanente originado por un colapso de origen cárstico que se localiza en Cantabria.
La Cagiga
Ubicada en el centro del municipio junto al busto del escritor inaugurado en 1929.
Es ampliamente mencionada por José Mª de Pereda en su novela El sabor de la tierruca, donde, en su capítulo I la describe del siguiente modo: “La cajiga aquélla era un soberbio ejemplar de su especie: grueso, duro y sano como una peña el tronco, de retorcida veta, como la filástica de un cable; ramas horizontales, rígidas y potentes, con abundantes y entretejidos ramos; bien picadas y casi negras las espesas hojas; luego otras ramas, y más arriba otras, y cuánto más altas más cortas, hasta concluir en débil horquilla, que era la clave de aquella rumorosa y oscilante bóveda.”

No se admiten más comentarios