El Municipio de ARGOÑOS

ARGOÑOS-(portada)

El territorio de Argoños es llano, de tierras fértiles y riberas caracterizadas por las fuertes mareas cantábricas, al ritmo de las cuales cambia por completo el aspecto del paisaje en torno a los numerosos brazos de la ría que rodea al pueblo, ganadero y pescador a partes iguales. Su ría contiene ecosistemas de elevado interés ecológico, protegidos dentro del ámbito territorial de la Parque Natural de las Marismas de Santoña. La evolución reciente del municipio es similar a la del resto de las localidades costeras de Cantabria, con un notable incremento de los servicios en torno al turismo y al sector residencial. Se mantienen plenamente las actividades ganadera y pescadora, base de una suculenta gastronomía, a la vez que, gracias a unas excelentes comunicaciones, crece el número de vecinos que eligen este pueblo para fijar su primera o segunda residencia, en busca de una calidad de vida elevada, disfrutando de tranquilidad y de un entorno privilegiado.

Un poco de Historia

La primera referencia escrita sobre la localidad de Argoños la encontramos en el año 942, en un documento donde se cita un vial relacionado con la vía de Agripa. En los siglos XI y XII, cuando aparezcan gran número de documentos escritos en los que se recoge la dependencia administrativa de esta pequeña villa. Según estas fuentes, Argoños fue primero villa de abadengo y dependió del monasterio santoñés de Santa María del Puerto, hasta que pasó a depender del monasterio de Santa María la Real de Nájera, bajo cuya servidumbre se mantuvo hasta el siglo XVI. Retornó a la jurisdicción real en tiempos de Felipe II, cuando firmó junto a las villas de Puerto y Escalante, la carta de hermandad con la Merindad de Trasmiera en 1579, a la que permaneció agregada hasta el fin del Antiguo Régimen. Durante toda la Edad Media, la historia de Argoños discurre paralela a la de Trasmiera y la de las “Siete villas”.

Para esta fecha, la localidad ya tenía una sólida tradición de artesanos metalúrgicos, herreros, fundidores y cerrajeros, herederos de los ferrones medievales, en coexistencia con las ocupaciones agrarias y los molinos harineros.

 Personajes ilustres

Francisco y Pedro Javier de Jado. Pertenecieron a la nobleza de los s. XV-XVI. Sirvieron al rey Manuel I de Portugal. Un escudo situado en la capilla de Santa Catalina de la iglesia de San Salvador recuerda la concesión de armas a Francisco por el monarca portugués.

Francisco de Jado y Cagigal. General de la Armada nacido en el s. XVIII. Mandó un barco en la batalla de Trafalgar. Su escudo de armas puede verse en una casa del barrio de Jado.

Antonio Herrerías Gutiérrez. Lanzador de peso nacido en 1945. Logró el récord español en 1971 en la localidad italiana de Viarregio.

No se admiten más comentarios