La marisma de Santoña

 

Tipo de ruta: apie

Tipo de recorrido: Lineal.

Tipo de firme: Asfalto , sendero.

perfil-marisma-santona1

Descripción:

El Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, con más de 4000 hectáreas de alto valor ecológico es considerado uno de los enclaves de mayor diversidad biológica con más de 20000 aves de 120 especies diferentes además de contar con pequeños mamíferos y una flora singular.

Entre ellos hay un buen numero que procede del Norte de Europa y escogen Santoña para pasar un invierno menos crudo que en sus países de origen.

Primavera y Otoño son las épocas de paso migratorio, por lo que es el momento idóneo para observar aves marinas.

Inicio de la ruta por la marisma
En la salida de Santoña hacia Berria, al final del polígono conservero, encontramos un camino señalizado que nos lleva por el borde de un dique en dirección Oeste-Noroeste.
Panel informativo
Iniciamos el paseo por las Marismas de Santoña un enclave que cuenta con las figuras de protección ZEPA, LIC y está incluido en la lista de humedales RAMSAR.
vistas-marisma
vistas-marisma
Vistas de la marisma
El dique por el que se camina se hizo en el pasado para desecar la marisma; se puede apreciar la presencia de mules peces adaptados a vivir en aguas poco oxigenadas.
Pasarela al observatorio
Abundan en la zona interior patos y garzas de varias especies dependiendo de la época del año.
Vistas hacia Laredo
En la parte externa del dique encontramos un claro ejemplo de vegetación marismeña como es la espartina que forma prados indispensables ya que son la planta pionera del estuario ya que constituye el primer paso de la evolución de las plantas desde el medio marino al terrestre.
La espartina es una gramínea que cuando sus hojas se disuelven son alimento de innumerables animalillos pegándose a ellas larvas de lapas, almejas y cámbaros entre otros.
Observatorio de aves
Una vez que llegamos al Observatorio podemos visualizar con mayor detenimiento toda la riqueza y belleza que ofrecen las Marismas, una vez allí tomaremos el estrecho camino por el que llegaremos a la carretera.
Continuación de la pasarela
Por este camino encontramos el taray un árbol adaptado al medio acuático y salino el cual ofrece sitios para anidar, ramas para posarse y una rica oferta de alimentación de insectos.
El Juncal
Y también el juncal típico en zonas de inundación, es decir, con raíces encharcadas la mayor parte del tiempo lo cual crea un refugio ideal para aves acuáticas ya que porciones de terreno no se inundan completamente dando lugar a pequeñas islas donde patos y otras aves descansan, se esconden y construyen nidos.
Cruce de la carretera. ¡CUIDADO!
Con todas las precauciones necesarias, cruzaremos la carretera para atravesar una pradería hasta llegar al cuartel que se encuentra enfrente del Centro Penitenciario El Dueso.
Sendero de vuelta
Cuando llegamos a la altura del final del muro del penal, cruzaremos la carretera hacia la cantera. Continuaremos nuestro camino por detrás de la laguna del Sorbal la única de agua dulce de todo el complejo de humedales presente en el municipio de Santoña, donde podremos observar fochas, zampullines y porrones.
Laguna El Sorbal

No se admiten más comentarios