Subida al Santuario de Nuestra Señora de la Bien Aparecida

 

Tipo de ruta: apie enbici car

Tipo de recorrido: Lineal.

Tipo de firme: Asfalto.

 perfil-santuario-aparecida

Cómo llegar:

Podemos llegar al pueblo de Marrón  por carretera, en tren FEVE y autobús ALSA.

Estación de FEVE de Marrón
Comenzamos la ruta desde la estación de tren del pueblo de Marrón en el municipio de Ampuero. Nada más salir iremos a la derecha por la carretera general hasta llegar a un cruce donde giraremos a la izquierda, aquí veremos indicaciones en un cartel rosa a la subida al Santuario de La Bien Aparecida y a la Iglesia de Udalla. En este momento estamos en la CA-685, pasaremos por el barrio del Povedal, donde a mano derecha antes de comenzar el ascenso observamos algunos ejemplos de arquitectura de la zona con casas típicas. Durante toda la subida tendremos marcada en la carretera una zona peatonal. Según vamos subiendo veremos las 15 estaciones del Vía Crucis que hay hasta la llegada al santuario. Aproximadamente a un kilómetro antes de llegar al santuario podemos desviarnos a la derecha en el cruce de Hoz de Marrón, para ver la Iglesia de San Pedro.
Ver en mapa
Iglesia de San Pedro (Hoz de Marrón)
Iglesia de San Pedro (Hoz de Marrón)
Iglesia de estilo gótico datada a finales del siglo XV, de muy pequeñas dimensiones, a la que se le añadieron posteriormente capillas haciendo parecer que la iglesia tiene dos naves. La capilla principal y la adyacente están cubiertas con bóvedas de crucería simple. Al exterior presenta una portada de arco apuntado cubierta por pórtico de madera y a los pies se alza una espadaña añadida posteriormente. La iglesia conserva una pila bautismal del siglo XVI y alberga un retablo de mediados del XVI, obra de los Bueras, familia de ensambladores procedente de Voto. Continuamos recto por el mismo camino hasta llegar a la casa-torre de Escajadillo, de estilo barroco construida en la primera mitad del siglo XVIII por Pedro de Toca Ano y su hijo Pedro de Toca Solórzano. De esta construcción destacamos su sillería, los escudos de armas y los balcones.
Ver en mapa
Casa Torre de Escajadillo
La torre consta de planta baja y tres alturas. El escudo de armas de los Escajadillo se sitúa entre el 2º y 3º piso enmarcado entre dos columnas. La casa adosada a la torre se construiría al mismo tiempo que esta y tiene planta baja y una altura, con portada de arco carpanel y puertaventana flanqueada por dos ventanas. Desde aquí, retomamos el camino de ascenso cuyo punto final será la llegada al Santuario de la Virgen de la Bien Aparecida. Desde este punto tendremos unas inmejorables y privilegiadas vistas hacia el pueblo de Udalla y los picos más altos de la zona.
Ver en mapa
Santuario de Nuestra Señora de la Virgen Bien Aparecida
El santuario fue declarado Bien de Interés Cultural de Cantabria en 1983 como Conjunto Histórico. El origen de esta edificación se asienta sobre la antigua ermita de San Marcos. Según la tradición, unos niños encontraron en 1609 entre las ruinas de esta ermita la imagen de una pequeña Virgen de madera. La historia de la devoción mariana bajo la advocación de la Bien Aparecida se remonta a comienzos del siglo XVII, cuando en septiembre de 1605, la Virgen se apareció a unos niños pastores. Cada año, el 15 de septiembre se celebra su festividad. En 1614 se levantó una hospedería para acoger a los peregrinos que atraía la devoción. A lo largo del siglo XVII se sucedieron nuevas ampliaciones para, a principios del XVIII, finalizar las obras del Santuario. La fachada es sencilla y esbelta con pináculos en la espadaña y tres troneras, mientras que la planta es de cruz latina, con una sola nave de tres tramos, con crucero señalado en planta y cabecera recta. Destaca en la cubierta el desarrollo de las bóvedas de crucería estrellada. El exterior del templo está formado por fuertes muros de mampostería, con firmes sillares en los contrafuertes y esquinas. La portada de acceso es sencilla, con airosa espadaña de tres huecos de campanas, rematada en frontón triangular. En 1905, a instancias del párroco del pueblo de Marrón y refrendado por unanimidad por toda la diócesis, la Virgen de la Bien Aparecida fue proclamada Patrona de la Montaña, siendo coronada canónicamente en 1955. La imagen de la Virgen Bien Aparecida es una talla de reducidas dimensiones. Mide, incluido el pedestal, 21,6 centímetros. Posiblemente es la menor de cuantas existen en la geografía española. Se expone en la calle central del retablo mayor. No se sabe quién modeló la imagen y se desconoce su origen. En cuanto a su antigüedad, parece de finales del siglo XV o inicios del siglo XVI y actualmente se conserva intacta, cubierta con vestiduras de gran belleza. Destacan en el interior del Santuario los retablos, que constituyen el conjunto de retablos churriguerescos más importante y completo de toda la región. En la actualidad se conservan los tres más antiguos. El retablo mayor es una pieza barroca magnífica y monumental de un cuerpo, coronación y tres calles separadas por columnas salomónicas. Los retablos colaterales están compuestos de dos cuerpos y tres calles, no diferenciándose del mayor, a no ser por los casamientos principales. Todos los retablos fueron contratados en 1733 por el arquitecto Raimundo. También destacan el órgano, del siglo XIX, y las pinturas de César Abín, representando la escena de la Aparición de la Virgen.
Ver en mapa

No se admiten más comentarios