Senda de faros y acantilados del Monte El Buciero

 

Tipo de ruta: apie enbici

Tipo de recorrido: Circular

Tipo de firme: Asfalto-Sendero-monte

 

perfil-senda-acantilados

Detalles:

Esta senda circular, con una extensión aproximada de 12 km. incluyendo el descenso al Faro del Caballo, destaca en el plano ambiental por discurrir en gran parte por uno de los encinares  de mayor interés de conservación del Cantábrico.

Desde el punto de vista paisajístico, cuenta con unos impresionantes acantilados que albergan fauna y flora característica de este ecosistema, y, entre sus valores patrimoniales, son reseñables dos faros decimonónicos, fiel reflejo de la tradición marinera, además de los fuertes y baterías que constituyen otros de los hitos del camino.

Fuerte San Martín
La senda comienza al final del paseo marítimo, junto al Fuerte de San Martín.
La fortificación más emblemática de Santoña se construyó a comienzos del s. XVII pero en los siglos posteriores sufrió sucesivas rehabilitaciones que transformaron el Fuerte en una imponente fortificación. Con una superficie de 2700 metros cuadrados en forma de herradura tiene 3 plantas que se comunican entre sí y con el patio por medio de un cuerpo cilíndrico con escalera de caracol adosada a la fachada interior. También está formado por dos órdenes de fuego acasamatados, con una terraza superior donde se colocaban cañones y obuses. Existe dentro del propio fuerte la llamada “casa de oficiales”
Batería de Galvanes
Complejo defensivo construido durante la ocupación napoleónica entre 1811 y 1812. Tenía la misión de defender la entrada a la bahía de Santoña y cuenta con la calificación de Bien Interés Cultural.
Fuerte San Carlos
A un kilómetro del punto de partida divisaremos el Fuerte de San Carlos.Es el más antiguo de Santoña construido a principios del s.XVII. Se convirtió durante los siglos posteriores en un importante complejo defensivo de sillería dotado con un gran cuartel para la tropa, varios edificios para almacenes y polvorines, una pequeña plaza de armas y una batería acasamatada de un solo piso. Constaba de 37 cañones y en 1992 fue declarado Bien de Interés Cultural.
Pista pedregosa
Tras pasar varias canteras abandonadas el asfalto deja paso a una pista pedregosa que gana nivel rápidamente sobre los acantilados.
Baranda de madera
Siguiendo la ascensión, el camino nos lleva hasta una baranda de madera y, justo de frente, se muestra imponente la Peña del Fraile
Peña El Fraile
De perfil escarpado , se pueden observar varias cavidades con restos prehistóricos. Cuenta la leyenda que una salva "al unísono" de todas las baterías y fuertes del monte hizo que se desprendiera la cabeza del "fraile".
Casa de la Leña
Más adelante nos topamos con la Casa de la Leña, y apenas unos metros después, con una boca de vegetación que se adentra en el bosque, en dirección a la antigua mina, que pasaremos de largo.
Camino rocoso
Siguiendo el camino principal se atraviesa una zona rocosa hasta llegar a una encrucijada.
Cuatro caminos
En este punto debemos girar a la derecha si queremos visitar la Batería de San Felipe y el Faro del Caballo.
Batería de San Felipe
Batería que se encuentra al sur del faro del Caballo y construido en 1719, tras el ataque de uno flota naval anglo-francesa.Desde la Batería se obtiene una vista espectacular del acantilado.
Faro del Caballo
Escaleras de acceso al Faro del Caballo , situadas a los pies de la Batería de San Felipe. Tiene un acceso accidentado y costoso, y supone un vertiginoso descenso de casi 700 escalones, a los que hay que sumar otros 100 escalones más si se quier descender hasta el mar.
Faro del Caballo
El edificio se divide en dos bloques, el primero de ellos destinado a la vivienda del farero y el otro propiamente la torre del faro. Fue puesto en funcionamiento en 1863 y en la actualidad se encuentra abandonado.
Bosque de encinas de camino al Faro del Pescador
Durante los dos kilómetros siguientes , se disfruta de un bello bosque de encinas , madroños y laureles, estas dos últimas especies particularmente profusas en esta parte de la senda a favor de unas mejores condiciones ambientales.
Faro del Pescador
En el siguiente cruce debe tomarse el ascendente de la izquierda y bajar una pequeña zona de curvas de fuerte pendiente, en las que procuraremos ser cuidadosos. Un poco más adelante, el camino se ensancha discurriendo recuperando el carácter rectilíneo para llegar al Faro Pescador. Este faro entro en funcionamiento en el año 1864 empleando una lámpara de aceite de oliva, ha sido reconstruido y modernizado en varias ocasiones y con la introducción de modernos automatismos se produjo la supresión de su personal.
Batería del Águila
Desde aquí seguiremos la carretera que nace en el camino, una vez recorrido aproximadamente un kilómetro y tomando como referencia el entorno de la Punta del Águila tomaremos un pequeño sendero a la derecha de la carretera donde encontraremos la conocida como Batería del Águila. Donde se conservan todavía dos plataformas para artillería y dos estancias para alojamiento y almacén de municiones.
Playa de Berría
Posteriormente podremos ser testigos de unas esplendidas vistas de la Playa de Berria situada en el norte de Santoña entre los montes Buciero y Brusco y que cuenta con una longitud aproximada de 2 kilómetros.
Penal de El Dueso
Y por último observaremos el Centro Penitenciario El Dueso antiguo Fuerte Imperial en tiempos napoleónicos, su construcción data de 1907 y para su construcción se utilizaron las piedras de la muralla que tenía la villa y que formaba parte del sistema defensivo junto con los fuertes San Carlos y San Martin.
Batería de la Cueva
Alcanzado el contorno del Penal del Dueso si lo estimamos oportuno podremos desviarnos a la derecha y visitar la napoleónica batería de La Cueva. Construida por los franceses en 1811, su misión era evitar ataques por tierra a Santoña y repeler cualquier desembarco en la playa de Berria.
Polvorín de El Dueso
De vuelta al camino principal se bordea el penal por su flanco izquierdo, llegando al Barrio del mismo nombre, y después, a su parte alta, encontramos en el camino el Polvorín del Dueso un edificio de planta rectangular cuya misión era abastecer de munición al Fuerte Imperial. Cuenta con dos curiosos pararrayos que el convierten en un edificio singular.
Fuerte El Mazo o Napoleón
Se dice que el propio Emperador dirigió la construcción del fuerte en 1812. Este enclave domina todos los puntos al norte y oeste evitando cualquier ataque, tanto mediante desembarco en la Playa de Berria como a través de una invasión por tierra.
El Fuerte contaba con un cuartel para más de un centenar de soldados y con un almacén de repuestos. Tal fue la magnitud de la obra que exigió un fuerte desembolso y supuso esfuerzos importantes llegándose a desmontar parte de la peña sobre la que se estaba levantando.
Fue reformado ligeramente en 1870 y en 2001 en su totalidad y cuenta con la consideración de Bien de Interés Cultural.
Polvorín El Helechal
Justo al lado del Fuerte del Mazo encontramos el Polvorín el Helechal un sólido edificio de dos naves y cuatro departamentos independientes para contener tanto pólvora como cartuchería y proyectiles para artillería. Tiene planta cuadrangular, pararrayos y un muro perimetral de ladrillo para absorber el impacto de una posible explosión.
Mirador Casablanca
Continuamos por la carretera rodeada de encinas y disfrutando de excelentes vistas panorámicas de la villa de Santoña y sus puntos en puntos como el de el Mirador de Casablanca.
Batería alta de San Martín
Tras recorrer casi 2 kilómetros desde el Fuerte del Mazo, se alcanza la antigua Batería Alta de San Martin construida como complemento del Fuerte de San Martin y emplazado a unos pocos metros por encima de este. Sus obras terminaron en 1859. Tiene una superficie de 4000 metros cuadrados, el conjunto incluye un almacén de pólvora, un cuarto para la tropa y un almacén, además de una amplia explanada con parapeto corrido para la artillería. Aun permanecen algunos de los emplazamientos para cañones y morteros de los que llego a disponer. Apenas unos metros más abajo se encuentra el Fuerte San Martin donde finaliza la vuelta circular al monte y con ello la senda comentada.

 

 

 

No se admiten más comentarios