Patrimonio de LAREDO

 

La Puebla Vieja
Declarada Conjunto Histórico Artístico en 1970 y Bien de Interés Cultural en 1998. Consta de seis calles de clásico trazado medieval, en retícula, del siglo XIII y fue fundada por el rey Alfonso VIII. Se ubica al pie de la Iglesia de Santa María de la Asunción Este conjunto arquitectónico alberga un valioso tesoro artístico con casonas y palacios, torres, iglesias y conventos así como retablos, sepulcros, tallas y pinturas.
Antiguo Ayuntamiento
Situado en la plaza de la Constitución, es un edificio del siglo XVI, de estilo renacentista, diseñado por Simón de Bueras y realizado por los maestros canteros López García de Arredondo y Juan de Cereceda.
Antiguo Ayuntamiento
Consta de dos pisos con cubierta a cuatro aguas. La primera planta posee un gran soportal con ocho arcos, sostenidos por seis pilares. En la segunda, un corredor con tres arcos y dos pilares unidos por una balaustrada de hierro. En una de sus esquinas tiene un reloj de sol. Sobre el tejado podemos apreciar una veleta y una torre con un reloj de posterior instalación (s.XIX). Sobre la puerta hay un escudo de Laredo también del s. XVI.
La plaza tiene traza triangular, forma característica de las plazas en la Edad Media.
Restos de la antigua muralla
En lo alto de la Ruamayor y junto a la cuesta del Infierno, que daba acceso a la zona de los astilleros del antiguo puerto. Son los únicos restos de muralla exterior que quedan con sus imponentes contrafuertes.
Casa de Don Pedro Sisniega-Cachupín
Ubicada al final de la Ruamayor, data del siglo XVII. Su característica más destacable es el escudo barroco en esquina.
Casa de Don Pedro Sisniega-Cachupín
El escudo es barroco y esta ubicado en esquina , con yelmo y mascarón y flanqueado por dos leones rampantes. Las armas pertenecen a Sisniega-Cachupín y su esposa, Pedredo Pereda. Su lema es: “Antes faltarán lobos y encinas, que casas cachupinas”. Sin embargo, hoy en día este apellido está extinguido.
Casa del Capitán Don Domingo Rosillo Palacio
Ubicada en la rúa de San Marcial, fue construida a finales del siglo XVII por D. Domingo Rosillo, capitán de la Real Armada en Flandes y casado con Doña María de Villota del Hoyo, hija del Inquisidor Francisco de Villota.
Casa del Capitán Don Domingo Rosillo Palacio
Muestra uno los escudos mejor conservados de todo el conjunto histórico. Está timbrado por yelmo y dos leones por soportes muy barrocos, con campo cuartelado con las armas de Rosillo, Palacio, Hoyos y Castillo.
Casa de D. Diego Cacho Rada de la Sierra Rivas
Situada en la rúa de San Martín, esta edificación la construyó D. Diego en el año 1731 sobre una antigua casa fortaleza del siglo XV que se devastó en un incendio en el siglo XVI. Todavía conserva elementos arquitectónicos que le dan el aspecto de fortaleza como las ventanas saeteras de la planta baja.
Arquitectónicamente destacan los dos balcones de basamento de piedra y balaustrada de hierro y en especial el soberbio escudo.
Casa de D. Diego Cacho Rada de la Sierra Rivas
El soberbio escudo está timbrado por yelmo y con adorno grácil de lambrequines que pisan cuatro amores que hacen de tenantes y bajo la punta una cabeza de león. Su lema es: “Si Dios quisiere, más hubiere”. D. Diego construyó, además, una casa de recreo en extrarradio, en el barrio de Valverde, donde pasaba los veranos y que también está blasonada.
Casa del Condestable de Castilla
Se encuentra en lo alto de la rúa de San Marcial, junto a la iglesia de Santa Mª de la Asunción. Fue habitada por ilustres personajes, como la reina Isabel La Católica, que acompañó a su hija Juana de Castilla cuando zarpó hacia Flandes para casarse con Felipe de Habsburgo. La reina residió aquí durante un mes y despachó numerosos asuntos de estado. También habitó en ella el príncipe Juan y otra hija de los Reyes Católicos, Catalina de Aragón, en 1501, que había de ser esposa del rey de Inglaterra. Y en emperador Carlos V, que llegó a puerto de Laredo en su viaje de retiro al monasterio de Yuste, con sus hermanas Doña Leonor de Francia y Doña María de Hungría, en el momento de abdicar en su hijo Felipe II.
Esta casa perteneció al linaje de los Velasco de Laredo, cuyo lema era: “Antes que Dios fuera Dios, y los peñascos, peñascos, los Quirós eran Quirós y los Velasco, Velasco”.
Arco de San Marcial
Junto a la iglesia se encuentra este arco que era una de las puertas de cierre del las murallas. Formaba parte del segundo recinto amurallado de la villa, más elevado que el anterior y que circundaba a la Iglesia.
Iglesia de Nuestra Señora de Santa María de la Asunción
Ubicada en la zona alta de la rúa de San Marcial, junto a la casa del condestable de Castilla y el arco de San Marcial. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931. Es la parroquia principal de Laredo y patrona de la villa. Su estilo es gótico clásico y comenzó a construirse en el s. XIII.
Iglesia de Nuestra Señora de Santa María de la Asunción
Constituye el edificio religioso medieval más relevante de la Villa, enmarcada en el estilo gótico que sigue el estilo de las abadías cistercenses de Pontiguy. Se trata de una de las más importantes construcciones góticas de España, especialmente en su estructura interior. Su origen data del siglo XIII, época de la que han sobrevivido cuatro naves; su antigüedad se presume debido a la concesión del Fuero y a la repoblación del clérigo Pelegrín, por orden del Rey Alfonso VIII. Su construcción comienza en 1200, presumiblemente sobre una iglesia anterior que estaba dedicada la Virgen de Belén, de ahí su primera advocación. A finales de la Edad Media, sufrió una modificación, pasando el Santuario de tres a cuatro naves (la central dedicada desde el principio a la Virgen de la Asunción). En el siglo XVI, es nuevamente ampliada: se añade un pórtico y numerosas capillas renacentistas, como las de San José o del Nacimiento o Virgen del Carmen o la de Escalante, que contiene en su interior un importante tríptico de la Virgen de los Desconsolados y retratos de dos miembros de este linaje laredano. En el siglo XVII se construyó la torre y en el XVIII se adosó a los ábsides la Sacristía y los laterales del Pórtico.
Iglesia de Nuestra Señora de Santa María de la Asunción
Destaca como pieza más valiosa de la iglesia el retablo de la Virgen de Belén, obra del siglo XV, que ha sido descrita por los técnicos en arte como la más bella obra de escultura policromada de arte flamenco en Cantabria y uno de los más asombrosos y completos conjuntos de este estilo existentes en Europa. En el recinto exterior de la iglesia hay un panel que muestra cómo era Laredo y su puerto en el s. XVI.
Arco de San Martín
Situado en la rúa de San Martín, muy cerca de la iglesia de Santa María de la Asunción. Recibe este nombre porque por esta puerta se accedía a la iglesia del mismo nombre, extramuros de la villa. Forma parte de la muralla medieval del siglo XIII que circunda la Puebla Vieja. Su función especial era la de lugar de encuentro entre el mundo rural y urbano. Era el primer paso aduanero y de control para mercaderes, peregrinos, comerciantes…. Esta puerta poseía una almena en la parte superior que la servía para cumplir su función principal de defensa ya que era una de las puertas principales de la Villa. En época medieval había doce puertas como esta que rodeaban toda la Villa.
Por las tardes y a toque de campana las puertas se cerraban, hasta el amanecer del día siguiente y estaba terminantemente prohibido entrar o salir con la puerta cerrada.
Casa-Torre Villota del Hoyo (popularmente llamada de Revellón)
Ubicada en la rúa Santa María, cerca del arco de San Martín. Construida en el siglo XV por la familia Villota del Hoyo, una de las cuatro familias que fundaron y gobernaron la villa desde época medieval. Esta casa torre representa el principio del asentamiento nobiliario en el marco urbano. Además supone una fortaleza defensiva dentro de la villa medieval donde las luchas de los distintos bandos que gobernaban la villa eran habituales en este siglo. Se encuentra adosada a la muralla medieval a través de la puerta de San Martín o de la Virgen de la Blanca. Conserva en su fachada tres escudos, además de un balcón con basamento de piedra, balaustrada de hierro y dos bolas de bronce. En el centro se distinguen las armas de Villota del Hoyo. Sucesivos apellidos se van uniendo a esta familia quedando reflejados en los escudos laterales. A la derecha del escudo principal se encuentra las armas de Trellez. Y a la izquierda el escudo perteneciente a las armas de Solórzano.
Casa-Torre Villota y Plaza del Marqués de Albaida
Frente a la plazuela del Marqués de Albaida, encontramos esta casa-torre del siglo XV, de carácter sobrio en cuanto a elementos decorativos en la fachada principal. Por su parte en la zona norte posee varias ventanas en ojiva y varias ventanas saeteras. Su objetivo principal era ser una fortaleza defensiva.
En el siglo XIX fue habitada por el jefe de los republicanos laredanos don Pedro Gutiérrez Rada. Fue sede del político liberal D. José María Orense (Presidente de las Cortes en 1873), noveno Marqués de Albaida y descendiente directo por línea materna de la familia Hoyo-Villota.
Fuente de las Corderas
La plaza está presidida por la fuente de las Corderas o de los Cuatro Caños, emblema del pueblo. Ha tenido distintas ubicaciones y estuvo presente con una reproducción en la EXPO’92 de Sevilla. Tiene cuatro grifos, uno de ellos para uso de los militares (según inscripción de la propia fuente) y tres para paisanos.
Casa de Gutiérrez Carriazo y Herrera
Situada en el Arrabal, lugar hacia donde se produjo la expansión de la población a partir del s. XVI, concretamente en la calle del Espíritu Santo.
Se construyó en el siglo XVII, aunque el edificio fue derruido en el s. XX y levantado de nuevo según el modelo original, incluso el escudo en esquina. Toma su nombre de su propietario D. Antonio Gutiérrez Carriazo y Herrera, cuyo descendiente Juan Manuel fue caballero de Santiago. En su esquina ostenta un escudo con yelmo afrontado y dos leones por soportes. Bajo la punta podemos apreciar un mascarón con amores, trasgos y máscaras. En el cuartel primero lleva las armas de Herrera, aunque el escudo es anterior a la familia Gutiérrez Carriazo.
Antiguo Hospital de la Villa y ábside de la ermita del Espíritu Santo
Estas dos edificaciones se encuentran en la calle del Espíritu Santo esquina con la calle San Francisco. El hospital estaba muy vinculado con el camino de Santiago ya que los peregrinos entraban por la Puerta de San Lorenzo, que queda justo en frente. Fue restaurado en 1787 por don Juan Antonio de la Fuente y Fresnedo, que fue un indiano benefactor del pueblo. La ermita es de estilo románico y fue erigida por expreso deseo de Don García González de Escalante y su esposa Catalina Fernández del Castillo que la mandaron construir para ser enterrados en ella. En su exterior se conservan los canecillos con forma de animales fantásticos.
Puerta de San Lorenzo
Situada junto a la ermita del Espíritu Santo, en la calle San Francisco, esta puerta perteneció a la muralla medieval del siglo XIII. Es conocida también como la Puerta de Bilbao ya que por ella se accede a la carretera que conduce a esa ciudad. Es también por donde entran los peregrinos que hacen el Camino de Santiago. Las puertas principales de la muralla estaban protegidas por torres ubicadas en su parte superior y estaban provistas de fuertes batientes de madera reforzada con herrajes metálicos que la hacían más resistente. Esta puerta concretamente tenía dos sistemas de cierre: de guillotina y de bisagra El control de las puertas, de su cierre o apertura a través de toques de campana, residía en los representantes anuales del concejo, alcaldes y regidores.
Puerta de San Lorenzo
El traspaso de las llaves de las puertas se hacía con testigos y con el escribano público que daba fe. Nadie podía entrar o salir del interior del recinto amurallado después de cerradas las mismas y el que infringía esta ley tenía severos castigos tanto económicos como de cárcel.
Puerta de San Lorenzo
A finales del s. XX fue rehabilitada por la escuela taller y actualmente alberga el Centro Temático sobre Carlos V con su exposición denominada “Laredo, destino Yuste”.
Convento de San Francisco
Se encuentra en la calle San Francisco y es de estilo clasicista herreriano. Fue fundado por los monjes franciscanos del Monasterio de San Sebastián de Barrieta (que estaba en el actual barrio de La Pesquera). Se instalan en él tras la peste del siglo XVI. En este convento posee un hermoso claustro en su interior y un museo con arte sacro. Tuvo distintas etapas de uso. Durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) fue usado como cuartel por los franceses, que saquearon todo lo de valor. Posteriormente, con la desamortización de Mendizábal (1835), pasó a manos privadas. En 1883, el obispo de Santander pidió a la orden de las religiosas Trinitarias que formaran una comunidad destinada a vivir la vida contemplativa y se dedicara a la formación de la juventud laredana. Con la Guerra Civil Española, la comunidad de religiosas recibió orden de desalojar el convento, el cual se utilizó como prisión. Después de la Guerra Civil vuelven las monjas trinitarias de clausura.
Convento de San Francisco
La iglesia consta de una nave y de ocho capillas, cada una de ellas perteneciente a familias “nobles” laredanas de distintas épocas. Posee un retablo mayor donde se venera a San Francisco.
Palacio de Zarauz
Ubicado en la calle San Francisco, muy cerca de la Plazuela de Cachupín, en el arrabal. Es este lugar de donde partía el camino Real o de Castilla, punto de partida de reyes, comerciantes, viajeros… En ella vivió a partir de 1737 D. José Benito Zarauz, teniente general de artillería, navegante y armador, siendo posteriormente reconstruida la fachada en el año 1816. Destacan los cuatro arcos con piedra de sillería en el soportal, el arranque de la Puerta Medieval de la Mar, en el interior, y la balconada corrida típica de nuestra región, además del escudo nobiliario.
Es un escudo muy barroco con profusión de lambrequines, banderas, picas, cañones y otros atributos militares. Bajo la punta hay una máscara con dos amores que tocan la cuerna. El campo es redondo y lleva las armas de Zarauz.
Casa-Torre Vélez Cachupín
Esta casa fue adquirida en el siglo XVII por el capitán D. Juan García del Hoyo Alvarado y Escalante. En su fachada principal posee un balcón corrido con basamento de piedra sillar y encima un soberbio escudo de armas de las familias García del Hoyo Escalante y Alvarado Mori. Desde el siglo XVIII perteneció a la familia Vélez Cachupín, primero a D. Tomás, que fue capitán General de Nuevo México y posteriormente a Modesta Vélez Cachupín “la Cachupina”. Ya en el siglo XIX, familia que albergó al conquistador Simón Bolivar en sus estancias en la Villa de Laredo.
Iglesia de San Martín
Situada en el barrio de Santa Catalina, esta iglesia, de estilo románico, está considerada como la parroquia más antigua de la villa, documentada en el año 1068. Fue reformada en el s. XV. Consta de una única planta y muros fuertes sin ventanales. Se accede por una puerta en ojiva. Destaca la espadaña de siete huecos, una de las más grandes de España. Aquí se constituyó la primera cofradía de pescadores de España, con el nombre de “Cabildo de Mareantes y Navegantes de San Martín”, una venerable institución que existe desde el año 1000 y que convierte a la Cofradía laredana en la más antigua de España. Para pertenecer a la cofradía era imprescindible ser hidalgo y no desempeñar oficios viles, ni ser gente de mala casta.
Palacio de Ramón Carasa o de las Cuatro Témporas
Este edificio de encuentra en la avenida de España y recibe su nombre por las cuatro alegorías escultóricas de las estaciones del año que la decoran. Tanto este inmueble como el que se conoce como Palacio de Carasa, fueron construidos por el rico hacendado D. Ramón de Carasa, a mediados del Siglo XIX. Es uno de los mejores ejemplos de tendencias decorativas de la arquitectura doméstica del siglo XIX en Cantabria.
Actualmente, acoge las instalaciones de los juzgados de Laredo.
Palacio de Francisco Carasa
Situado en la avenida de España, refleja una estructura de estilo neoclásico. Se divide en planta baja, dos alturas y un ático. Sus vanos están rematados en arcos de medio punto, carpaneles y adintelados con vierteaguas. Cada una de sus fachadas representa un amplio número de balcones simples y dobles, en voladizo, de igual manera que la Casona de la familia Gereda.
Actualmente acoge las instalaciones del ayuntamiento.
Casona de la familia Gerada
Situada en la avenida de España, esta construcción palaciega fue oficiada en el año 1885, siguiendo unos patrones muy puristas, con escasos elementos ornamentales. Su estructura está dividida en planta baja, dos alturas y ático abuhardillado, diferenciadas por líneas de impostas con decoración geométrica y rematada por cubierta a cuatro aguas. En la planta baja hay varios tipos de puerta vierteaguas, y otras mediante arcos de medio punto. Algunos de sus vanos se ornamentan mediante pilastras sencillas y otras de orden toscazo. En las plantas superiores, una sucesión de balcones en voladizo, simples y dobles, van alternándose, rompiendo la rectitud de línea del edificio.
Centro Cultural Doctor Velasco
Se encuentra en la calle López Seña. El Doctor Velasco, nacido en Laredo, emigró a Uruguay donde se convirtió en un prestigioso cirujano. Con la típica actitud indiana invirtió parte de su fortuna en construir unas escuelas en su ciudad natal, con el objetivo de impartir enseñanzas gratuitas a los jóvenes, fundamentalmente a aquellos de clase obrera. A finales del s. XX fue restaurado siguiendo el patrón original y hoy en día se ha convertido en referente cultural del municipio acogiendo un amplio programa de actividades culturales. Además es la sede central de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria.
Mercado de Abastos
Situado en la calle Menéndez Pelayo, este edificio data del año 1900. El autor fue el arquitecto castreño Eladio Laredo y Carranza. Su principal característica es el claro talante ornamental con decoración mudéjar: ladrillo visto, mampostería, sillería en esquinas, arcos imbricados y cerámicas vidriadas de Zuloaga con temas vegetales, motivos pesqueros y peces enroscados que traducen al exterior su uso como mercado y pescadería.

No se admiten más comentarios